Reseña: Crimen y castigo - Fiódor Dostoievski

No hay comentarios.

Sinopsis:
Crimen y castigo (1866), considerada por la crítica como la primera obra maestra de Dostoievski, es un profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de una usurera petersburgués. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo.






Opinión:

Dostoievski ha dejado como legado a la humanidad varias obras que se convirtieron en clásicos de la literatura, entre ellos «Crimen y castigo», una novela profundamente filosófica que nos sumerge en los pensamientos íntimos del protagonista, Raskolnikov.

El autor plantea una situación en que Raskolnikov un joven estudiante se ve obligado a dejar sus estudios por falta de dinero, de igual manera no puede pagar la renta del lugar donde vive; sumado a ello está la soledad en que vive debido a que su hermana y madre están lejos. El problema surge cuando la suma de sus desgracias empiezan a corroer su mente y planea un crimen que le permitirá librase de algunos de sus inconvenientes, un asesinato que puede librarle de las presiones, pero con lo que no contaba Raskolnikov es que su plan no sería perfecto; sobre todo cuando la consciencia comienza a hacer su trabajo.

Dostoievski entonces desarrolla el hilo psicológico que tendrá su novela de allí en adelante, exponiendo a su protagonista a martirios mentales que provienen de lo profundo de su consciencia, por lo que el lector se verá inmerso gran parte de la historia en la mente de Raskolnikov, en donde podrá ver la maestría con la que el autor expone la dualidad humana, el proverbial ángel y demonio a cada lado de la cabeza, esas voces de la mente humana (que no es lo mismo que las voces escuchadas por personas con esquizofrenia) que establecen el sentido moral y dan el actuar del individuo.

El lector también se encontrará con personajes tangibles que estarán alrededor de Raskolnikov, que se ven muy humanos, casi como si en realidad existieran; en especial el protagonista con el cual se sufrirá sus padecimientos psicológicos, sus alegrías y especialmente el sentido de culpa que insta la consciencia de la persona que sabe que ha hecho mal. 

Dostoievski ha sabido dejar al mundo una historia con profundidad filosófica y psicológica que hará que el lector se identifique con el protagonista, que sufra con él y que tal vez comprenda sus acciones, pues es un reflejo de lo que es el ser humano, no porque cada hombre cometa asesinatos, sino porque cada persona se ve enfrentada a su consciencia y sus demonios cada día, cada hora, cada instante.




 Calificación: 4.8/5 

                                                                     
                                                                   

Fiódor Dostoievski 

Nació el 11 de noviembre de 1821 en Moscú. En 1838 se trasladó con su hermano a San Petersburgo para ingresar en la Academia de Ingeniería Militar, donde se graduó como subteniente. Fue cuando comenzó su afición al juego, asunto que le trajo muchos problemas a lo largo de su vida.

En 1839 su padre fue asesinado por uno de sus sirvientes y esta situación produjo una crisis nerviosa en el escritor, desarrollando así sus primeros síntomas epilépticos. Sin embargo, la herencia que le dejó su padre le sirvió para abandonar su carrera en el ejército y dedicarse a escribir.
En 1845 publicó el éxito “Pobres gentes”, su primera novela.

Dostoievski fue arrestado en 1849 por formar parte de un grupo de carácter liberal llamado Círculo Petrashevski. Se le acusó de conspirar contra el zar en las reuniones del grupo. Junto a Dostoievski, varios integrantes fueron condenados a muerte. No obstante en el último momento el autor vio conmutada su pena por cinco años de trabajos forzados en Siberia.

Terminada su condena, Dostoyevski fundó la revista “Tiempo” junto a su hermano en 1859.

Entre 1862 y 1863 realizó varios viajes por Europa y conoció a Polina Súslova, una joven estudiante con quien inició una relación, aunque ella terminó por abandonarlo. Durante su ausencia se prohibió “Tiempo”, debido a una publicación de carácter político. A ello se unió la muerte de su hermano, y Dostoievski se vio obligado a encargarse de su viuda y sus hijos. Esto le sumió en una profunda depresión que le llevó de nuevo al juego.


En 1865 comenzó a escribir “Crimen y Castigo” y dos años después se casó con la taquígrafa Anna Snítkina. Tuvieron cuatro hijos: Sonia, Liubov, Fiodor y Alexei; aunque la primera murió a los tres meses de nacer.

Debido sobre todo a las adicciones de Dostoyevski, su familia no gozó nunca de una posición económica realmente holgada.

Fiódor Dostoyevski murió en San Petersburgo el 9 de febrero del año 1881 a causa de una hemorragia pulmonar. En su lápida se podía leer: “En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere produce mucho fruto”, versículo de San Juan que también aparece en la que fue su última novela: “Los hermanos Karamázov”.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario