Reseña: Crimen y castigo - Fiódor Dostoievski


Sinopsis:
Crimen y castigo (1866), considerada por la crítica como la primera obra maestra de Dostoievski, es un profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de una usurera petersburgués. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo.






Opinión:

Dostoievski ha dejado como legado a la humanidad varias obras que se convirtieron en clásicos de la literatura, entre ellos «Crimen y castigo», una novela profundamente filosófica que nos sumerge en los pensamientos íntimos del protagonista, Raskolnikov.

El autor plantea una situación en que Raskolnikov un joven estudiante se ve obligado a dejar sus estudios por falta de dinero, de igual manera no puede pagar la renta del lugar donde vive; sumado a ello está la soledad en que vive debido a que su hermana y madre están lejos. El problema surge cuando la suma de sus desgracias empiezan a corroer su mente y planea un crimen que le permitirá librase de algunos de sus inconvenientes, un asesinato que puede librarle de las presiones, pero con lo que no contaba Raskolnikov es que su plan no sería perfecto; sobre todo cuando la consciencia comienza a hacer su trabajo.

Dostoievski entonces desarrolla el hilo psicológico que tendrá su novela de allí en adelante, exponiendo a su protagonista a martirios mentales que provienen de lo profundo de su consciencia, por lo que el lector se verá inmerso gran parte de la historia en la mente de Raskolnikov, en donde podrá ver la maestría con la que el autor expone la dualidad humana, el proverbial ángel y demonio a cada lado de la cabeza, esas voces de la mente humana (que no es lo mismo que las voces escuchadas por personas con esquizofrenia) que establecen el sentido moral y dan el actuar del individuo.

El lector también se encontrará con personajes tangibles que estarán alrededor de Raskolnikov, que se ven muy humanos, casi como si en realidad existieran; en especial el protagonista con el cual se sufrirá sus padecimientos psicológicos, sus alegrías y especialmente el sentido de culpa que insta la consciencia de la persona que sabe que ha hecho mal. 

Dostoievski ha sabido dejar al mundo una historia con profundidad filosófica y psicológica que hará que el lector se identifique con el protagonista, que sufra con él y que tal vez comprenda sus acciones, pues es un reflejo de lo que es el ser humano, no porque cada hombre cometa asesinatos, sino porque cada persona se ve enfrentada a su consciencia y sus demonios cada día, cada hora, cada instante.




 Calificación: 4.8/5 

                                                                     
                                                                   

Fiódor Dostoievski 

Nació el 11 de noviembre de 1821 en Moscú. En 1838 se trasladó con su hermano a San Petersburgo para ingresar en la Academia de Ingeniería Militar, donde se graduó como subteniente. Fue cuando comenzó su afición al juego, asunto que le trajo muchos problemas a lo largo de su vida.

En 1839 su padre fue asesinado por uno de sus sirvientes y esta situación produjo una crisis nerviosa en el escritor, desarrollando así sus primeros síntomas epilépticos. Sin embargo, la herencia que le dejó su padre le sirvió para abandonar su carrera en el ejército y dedicarse a escribir.
En 1845 publicó el éxito “Pobres gentes”, su primera novela.

Dostoievski fue arrestado en 1849 por formar parte de un grupo de carácter liberal llamado Círculo Petrashevski. Se le acusó de conspirar contra el zar en las reuniones del grupo. Junto a Dostoievski, varios integrantes fueron condenados a muerte. No obstante en el último momento el autor vio conmutada su pena por cinco años de trabajos forzados en Siberia.

Terminada su condena, Dostoyevski fundó la revista “Tiempo” junto a su hermano en 1859.

Entre 1862 y 1863 realizó varios viajes por Europa y conoció a Polina Súslova, una joven estudiante con quien inició una relación, aunque ella terminó por abandonarlo. Durante su ausencia se prohibió “Tiempo”, debido a una publicación de carácter político. A ello se unió la muerte de su hermano, y Dostoievski se vio obligado a encargarse de su viuda y sus hijos. Esto le sumió en una profunda depresión que le llevó de nuevo al juego.


En 1865 comenzó a escribir “Crimen y Castigo” y dos años después se casó con la taquígrafa Anna Snítkina. Tuvieron cuatro hijos: Sonia, Liubov, Fiodor y Alexei; aunque la primera murió a los tres meses de nacer.

Debido sobre todo a las adicciones de Dostoyevski, su familia no gozó nunca de una posición económica realmente holgada.

Fiódor Dostoyevski murió en San Petersburgo el 9 de febrero del año 1881 a causa de una hemorragia pulmonar. En su lápida se podía leer: “En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo, pero si muere produce mucho fruto”, versículo de San Juan que también aparece en la que fue su última novela: “Los hermanos Karamázov”.

Reseña: Noah - Sebastian Fitzek


Sinopsis:
Él no recuerda su propio nombre. No sabe de dónde proviene. No logra recordar cómo llegó a Berlín y cuánto hace que vive en la calle. Los sin techo con los que vagabundea por la ciudad lo llaman Noah, porque lleva ese nombre tatuado en la palma de la mano. La búsqueda de sus orígenes se convierte en un desafío para Noah. Para él y para toda la humanidad, porque Noah es el elemento principal de una conspiración que pone en peligro la vida en el planeta y ya se ha cobrado diez mil víctimas.

Opinión:

Noah, el thriller de Sebastian Fitzek es una novela con un comienzo excitante, de velocidad trepidante que atrapará al lector muy facilmente en gran medida por sus capítulos cortos con cliffhanger  ingeniosos que harán querer leer el siguiente capítulo.

Sebastian Fitzek arma una historia interesante que nos presenta a un hombre con amnesia salvado de morir en las calles gélidas de Berlín por un vagabundo que se convertirá en su mano derecha a la hora de sobrevivir a una conspiración de talla mundial, en la cual se verán inmersos a medida que el protagonista va teniendo visiones de sus pasado, del cual sólo le queda un tatuaje en la palma de la mano que dice NOAH. 

Noah es una novela que atrapa desde su principio, con personajes definidos que se harán notar gracias a la forma en que el autor los plasma, personajes dispares que se ven poco a poco atrapados por un red peligrosa de conspiraciones en que las vidas son prescindibles. Para quien disfrute de las teoría conspiranóicas de internet, esta novela le encantará, pues en la trama se verá inmiscuido nada menos que el Club Bilderberg, que como sabrán es un foro que se lleva a cabo cada año al cual asisten las personas más influyentes del mundo, la reunión se realiza en un secretismo total, lo que ha dado cabida a miles de historias y teorías conspiranóides alrededor de lo que en el foro se decide, es más, uno de los personajes principales, llamado Oscar, es un completo conspiranóico que hará las veces de apoyo emocional del protagonista, sirviendo así de una especie de conocedor de los oscuros secretos del Club Bilderberg y de los alcances maquiavelicos que pueden tener. Noah también hace gala de una buena acción que es dada en las dosis correctas y en ninguna forma de manera gratuita, por lo que veremos al protagonista lanzar golpes y hacer uso de artes marciales pero con la justificación necesaria, y no sólo para rellenar situaciones. 

Sebastian Fitzek también se encarga de crear un villano con el que se puede simpatizar o no, pero que sin ninguna duda tiene argumentos para defender sus ideas retorcidas exponiendo las razones de su actuar que hará que el lector se encuentre con un dilema moral de proporciones monstruosas, con ideas que si bien puede que no hagan reflexionar mucho, por lo menos lograrán que el lector las tenga en cuenta.


Otro aspecto a recatar de Noah es la ventana que abre hacía la miseria en que se encuentran muchas personas en el mundo, de como sobrevivir un día en las ciudades se ha vuelto una cuestión de vida o muerte para una gran cantidad de población, expone cuestinoamientos morales sobre el problema de la superpoblación mundial y cuál es la mejor forma de superarla en un mundo que pierde sus recursos rápidamente.

Bueno, todo sería color de rosa con Noah, siendo un thriller que hará pasar buenos ratos al lector, sin embargo, cada vez que se descubre la trama detrás del misterioso personaje que lleva tatuado en su mano la palabra NOAH, la historia comienza a tornarse un poco conocida y algo truculenta.

¡ALERTA DE SPOILER!


El lector aventajado en la lectura de thrillers ya por estas épocas se habrá leído «Inferno» de Dan Brown por lo que la trama de Noah se le hará parecida, con un villano queriendo deshacerse de una cantidad considerable de la población mundial para controlar una posible extinción de la humanidad.

Noah es una novela que empieza bien y atrapa facilmente, pero que se ve opacada con un argumento ya visto y con un declive sustancial al final, y es que Sebastian Fizek no ha podido crear un clímax satisfactorio sino que ha dejado un final que va sin remedio en picada.


 Calificación: 3.5/5 

                                                                      


Sebastian Fitzek

Sebastian Fitzek (Berlín, 1971) es un escritor y periodista alemán, dedicado a la novela de intriga y suspense y autor de gran éxito internacional. 
Estudió Derecho y recibió su doctorado en Derecho de Autor. Trabajó como editor y director de programas en varias estaciones de radio en Alemania. 
Su primera novela, el thriller psicológico Terapia, alcanzó en seguida el número uno en ventas de libros y fue nominada al premio Friedrich-Glauser en la categoría de mejor novela debutante, siendo aclamada por la crítica y los lectores por igual. 
Sus dos novelas posteriores, Amokspiel y Das Kind, lo consagraron como el maestro alemán del thriller psicológico. 
Sebastian Fitzek es también uno de los pocos autores alemanes cuyas obras, traducidas a más de veinte idiomas, se han publicado en Estados Unidos y en Inglaterra, países de la novela de suspense por excelencia. 
Hasta hoy vive en su ciudad natal y trabaja como director del programa de la estación de radio de Berlín 104.6 RTL.

Reseña: Diez negritos - Agatha Christie


Diez negritos portada
Sinopsis:

Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Sr. Owen, propietario de una lujosa mansión a la par que perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen en el pasado.

Uno por uno, a partir de ese momento, son asesinados sin explicación ni motivo aparente. Sólo una vieja canción infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla.



Opinión:

Diez negritos es una de la novelas más importantes y famosas de Agatha Christie, un clásico del misterio que logra atrapar al lector con una historia en la que se verán envueltas diez personas de lo más dispares, invitadas a reunirse en una isla y alojarse en una mansión en la que serán asesinados uno a uno al ritmo de una antigua canción infantil. La trama ya por sí misma en un aliciente fuerte para los amantes del misterio, si bien es cierto que es una situación copiada hasta el cansancio en historias de misterio, no menos cierto es que fue la maestría de la autora la que impulsó el tópico de personas atrapadas en un recinto con un asesino.

Al transcurrir la historia el lector se encontrará diez personajes que pueden que confundan en un principio dada la cantidad, sin embargo, es de notar que se irá disminuyendo el grupo cada que vayan siendo asesinados, por lo que al avanzar se va aclarando las dudas sobre quién es quién.

Agatha Christie perfila bien a sus personajes y profundiza en sus pasados, ello con el fin de interactuar con el lector, pues como es costumbre en sus novelas, la autora invita a su público a ir haciendo conjeturas para dar con el asesino, es así que crea una atmósfera claustrofóbica en la cual los personajes se encuentran sin escapatoria de una isla en la que parecen estar condenados a morir sin remedio.

Diez negritos también trae consigo un asesino entre las sombras de gran inteligencia que parece estar un paso adelante de sus presas, cada vez que una sea cazada las sospechas sobre quién es en realidad el asesino recaerán en un nuevo personaje, lo que ayuda a la interactividad con la novela, sin embargo, el reto al lector es grande y lo llevará a callejones sin salida al tratar de deducir la identidad del villano.

La prosa de Agatha Christie es directa y parca, con la que logra crear una historia compleja pero que es fácil seguir sin que el lector se pierda en verborrea argumental, y qué además esté en completa atención para seguir las peripecias del asesino y de sus presas. 

El final no podía ser más genial para una obra maestra creada por la afamada escritora de misterio, dejando una novela indispensable para el lector de literatura detectivesca o novela negra, cargada de tensión donde los ojos de sospecha recaen en cada uno de los invitados a la isla.


Siete negritos cortaron leña;

Uno de ellos se cortó en dos mitades y entonces quedaron Seis.

Seis negritos jugaron con una colmena;

Una abeja picó a uno de ellos y entonces quedaron Cinco.

Cinco negritos hicieron la carrera de Leyes;

Uno se hizo magistrado y entonces quedaron Cuatro.

Cuatro negritos fueron al mar;

Un arenque rojo se tragó a uno y entonces quedaron Tres.

Tres negritos se pasearon por el zoo;

Un gran oso mató a uno de ellos y entonces quedaron Dos.

 Calificación: 4.5/5 

                                                                      


Agatha Christie fotoAgatha Christie

Agatha Christie nace en Torquay, 15 de septiembre de 1890 es considerada como una de las más grandes autoras de crimen y misterio de la literatura universal. Su prolífica obra todavía arrastra a una legión de seguidores, siendo una de las autoras más traducidas del mundo y cuyas novelas y relatos todavía son objeto de reediciones, representaciones y adaptaciones al cine.

Christie fue la creadora de grandes personajes dedicados al mundo del misterio, como la entrañable Señorita Marple o el detective belga Hércules Poirot. Hasta hoy, se calcula que se han vendido más de cuatro mil millones de copias de sus libros traducidos a más de 100 idiomas en todo el mundo. Además, su obra de teatro La ratonera permaneció en cartel durante 23 000 representaciones.

Nacida en una familia de clase media, Agatha Christie fue enfermera durante la I Guerra Mundial. Su primera novela se publicó en 1920 y mantuvo una gran actividad mandando relatos a periódicos y revistas.

Tras un primer divorcio, Christie se casó con el arqueólogo Max Mallowan, con quien realizó varias excavaciones en Oriente Medio que luego le servirían para ambientar alguna de sus más famosas historias, al igual que su trabajo en la farmacia de un hospital, que le ayudó para perfeccionar su conocimiento de los venenos.

La obra de Christie se extiende a lo largo de más de cincuenta años, con personajes como Miss Marple o Poirot, siendo clasificada como novela enigma. De entre sus novelas habría que destacar títulos como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Acroyd o Matar es fácil, entre otros muchos. Las adaptaciones al cine de su obra se cuentan por decenas.

Además de estas obras, Agatha Christie también se dedicó a la novela romántica bajo el seudónimo de Mary Westmacott.

Christie recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de su carrera, como el título de Dama del Imperio Británico o el primer Grand Master Award concedido por la Asociación de Escritores de Misterio.

Agatha Christie murió en Wallingford el 12 de enero de 1976.

Reseña: Asesinato en el Orient Express - Agatha Christie


Carátula Asesinato en el Orient Express
Sinopsis:
Estambul, pleno invierno. Poirot decide tomar el Orient Express que en esta época suele hacer su recorrido prácticamente vacío. Pero aquel día, el tren va lleno y sólo gracias a una buena amiga consigue una litera en el coche-cama. A la mañana siguiente se despierta, descubre que una tormenta de nieve ha obligado a detener el tren y que un americano, llamado Ratchet, ha sido apuñalado salvajemente. Aparentemente nadie ha entrado ni ha salido del coche-cama. El asesino, sin duda, es alguno de los ocupantes entre los que se encuentra una altiva princesa rusa y una institutriz inglesa.


Opinión:

Asesinato en el Orient Express es un clásico de la literatura de misterio y de la novela detectivesca, escrito por la archiconocida Agatha Christie «la reina del misterio». La historia trae como protagonista a Hércules Poirot detective recurrente en muchas de las novelas de la escritora, y esta vez se encargará de desvelar los misteriosos acontecimientos ocurridos en el tren Orient Express, dando así vida a una de las novelas más famosas de la autora.

Agatha Christie crea una situación de lo más natural, un viaje de Poirot en el Orient Express; un tren de transporte de larga distancia, en donde se encontrará con pasajeros de lo más variopinto que al igual que el detective deben viajar en pleno invierno europeo. Sin embargo, el viaje se torna macabro cuando después de que las vías férreas fueran taponadas por la nieve y el Orient Express se viera en la obligación de parar y esperar a que el clima mejorara, un misterioso hombre de aspecto sospechoso llamado Ratchet aparece muerto en su compartimento a causa de varias puñaladas.

La autora presenta a su protagonista Poirot como el sabueso amante de los misterios que es. Un hombre elegante de buenas maneras que en realidad son su máscara para cubrir a un hombre sagaz y observador al que es muy difícil engañar, además de que es interesante ver a Poirot como un detective más observador de la condición y naturaleza humana que un analista de evidencia física, fascinado por los acontecimientos y el reto que le propone el descubrir al asesino entre trece personas que cargan, cada una, con sus propios secretos

Aunque al principio parezca que los personajes son planos, a medida que avanza la historia se irán volviendo más profundos, típico en la novela detectivesca que va escarbando en cada personaje para desmontar sus secretos y mostrarlos al lector, Agatha Christie  juega con una variedad de personajes que pondrán obstáculos al elegante detective, pero que no harán más que darle armas para desentrañar los misterios que envuelven el asesinato de Ratchet y los motivos del asesino.

La trama es compleja y rebosante de misterios, pero para nada difícil de comprender, presentando a los personajes uno a uno haciendo que se puedan reconocer con sus características, por lo que si en un principio parece que el lector se perderá en la trama, eso no ocurrirá. 

Asesinato en el Orient Express es una novela que se deja leer, que además no es para nada predecible, un gran logro para una novela detectivesca que lo que busca es mantener el misterio hasta que al final, con un protagonista de lo más carismático, elegante, decente y de buenas formas, refinado y pulcro, aunque arrogante, pero sobretodo se encontrará en Poirot un excelente personaje con gran suspicacia y una mente prodigiosa capaz de desentrañar los más difíciles misterios.


 Calificación: 3.7/5 

                                                                                                                       
                                                                         


Agatha Christie biografíaAgatha Christie

Agatha Christie nace en Torquay, 15 de septiembre de 1890 es considerada como una de las más grandes autoras de crimen y misterio de la literatura universal. Su prolífica obra todavía arrastra a una legión de seguidores, siendo una de las autoras más traducidas del mundo y cuyas novelas y relatos todavía son objeto de reediciones, representaciones y adaptaciones al cine.

Christie fue la creadora de grandes personajes dedicados al mundo del misterio, como la entrañable Señorita Marple o el detective belga Hércules Poirot. Hasta hoy, se calcula que se han vendido más de cuatro mil millones de copias de sus libros traducidos a más de 100 idiomas en todo el mundo. Además, su obra de teatro La ratonera permaneció en cartel durante 23 000 representaciones.
Nacida en una familia de clase media, Agatha Christie fue enfermera durante la I Guerra Mundial. Su primera novela se publicó en 1920 y mantuvo una gran actividad mandando relatos a periódicos y revistas.
Tras un primer divorcio, Christie se casó con el arqueólogo Max Mallowan, con quien realizó varias excavaciones en Oriente Medio que luego le servirían para ambientar alguna de sus más famosas historias, al igual que su trabajo en la farmacia de un hospital, que le ayudó para perfeccionar su conocimiento de los venenos.
La obra de Christie se extiende a lo largo de más de cincuenta años, con personajes como Miss Marple o Poirot, siendo clasificada como novela enigma. De entre sus novelas habría que destacar títulos como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Acroyd o Matar es fácil, entre otros muchos. Las adaptaciones al cine de su obra se cuentan por decenas.
Además de estas obras, Agatha Christie también se dedicó a la novela romántica bajo el seudónimo de Mary Westmacott.
Christie recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de su carrera, como el título de Dama del Imperio Británico o el primer Grand Master Award concedido por la Asociación de Escritores de Misterio.
Agatha Christie murió en Wallingford el 12 de enero de 1976.

Reseña: Deja en paz al diablo - John Verdon


Deja en paz al diablo Carátula
Sinopsis:


Nada es nunca lo que parece. Y menos si David Gurney está involucrado. Han pasado seis meses. David Gurney apenas ha conseguido reincorporarse a una cierta normalidad después de haberse encontrado al borde de la muerte tras resolver el caso más peligroso al que se había enfrentado. Madeleine, su esposa, está preocupada; Gurney ha sido diagnosticado con síndrome de estrés post traumático y nada parece alegrarle. Días después el ex detective recibe una llamada. Connie Clarke, la periodista que creó la leyenda de superpoli y lo catapultó a la fama quiere pedirle ayuda. Su hija Kim está realizando un documental sobre las familias de las víctimas de un asesino en serie al que nunca atraparon, el Buen Pastor, y Connie quisiera que Gurney supervisara sus investigaciones y la guiara. En parte por aburrimiento y en parte por hacerle un favor a Connie, Gurney acepta. Sin embargo, esto no será más que el principio. Incapaz de ponerle coto a su curiosidad y a su necesidad de resolver cada una de las incógnitas que se le presentan, David Gurney se verá arrastrado a una investigación para descubrir la verdadera identidad del asesino. Un asesino que es tan imprevisible como peligroso, un diablo al que convendría dejar en paz.






Opinión:

«Deja en paz al diablo» es la tercera aventura en la que se verá envuelto Dave Gurney luego de sobrevivir por poco a su caso anterior. Esta vez tendrá que desentrañar los asesinatos en serie cometidos diez años atrás por una oscura persona a la que se le llamó el «Buen Pastor» y a quien la policía no pudo atrapar. 

Dave Gurney es contactado por la periodista Connie Clarke, quien lo lanzaría a la fama al llamarlo «superpoli» en unos de sus artículos, su petición es la de supervisar a su hija Kim en un proyecto audiovisual que incluiría a los familiares de las victimas del «Buen Pastor», desde ese momento la historia comienza a tornarse oscura haciendo que tanto Kim como Gurney sea acechados por lo que parece ser alguien que no quiere que se reviva el caso del «Buen Pastor». 

John Verdon oscurece la historia de tal forma que presenta al mal como un ente etéreo que vive al acecho entre las sombras y es capaz de atacar en cualquier momento, logrando así que el lector pueda sentir el peligro que se cierne sobre el detective Gurney, Kim y cualquiera que se inmiscuya en el caso inconcluso del «Buen Pastor», tal vez sea el logro más grande de la novela el crear un villano que no sólo está tratando de ocultarse sino que también ataca sin compasión mientras teje una telaraña en la que atrapa a Dave Gurney poco a poco, un villano a la altura del héroe que hace muestra de su inteligencia y de la facilidad con que manipula al sistema policial para no pagar por sus crímenes.

El caso no sólo se convierte en un problema para los agentes del FBI que no lograron capturar al culpable por su incompetencia, sino que presenta una complejidad tal que pareciera que Dave Gurney está siendo superado, mostrando a un detective frágil en su interior que aparenta ser rudo pero que se ve afectado por los problemas que dejó en su cuerpo el caso anterior cuando estuvo a punto de morir, lo que hace interesante la historia y profundiza en la psiquis del detective que cree estar perdiendo sus habilidades por culpa del estrés postraumático aunado al hecho de que el asesino parece ser muy inteligente, un caso que lo supera en principio dada las pistas falsas y la presencia hostil del FBI.

Tal vez en lo único que flaquea la historia es en la solución del misterio y la identificación del asesino, esto a raíz de la estrategia establecida por Dave Gurney que al no lograr deducir quién es el «Buen Pastor» decide atraparlo por medio de una trampa, y es que cuando un detective no logra encajar las piezas para dar con el culpable y recurre a trucos, deja un especie de mal sabor sobre todo cuando al lector se le cohíbe de jugar con los hechos y pistas para lograr dar con el villano. Sin embargo, es rescatable que la solución sea tal como se muestra porque puede acentuar la inteligencia del «Buen Pastor» y las debilidades que atormentan la mente del detective Gurney, tal apreciación queda al concepto de cada lector, pero lo que sí es cierto es que John Verdon trae de nuevo a su detective en una novela que atrapa y que hará pasar un buen momento al amante de la novela detectivesca

 Calificación: 4/5 

                                                                     
                                                                   


John Verdon Deja en paz al diablo

Jonh Verdon

Autor estadounidense nacido en el año 1942 que trabajó como ejecutivo de publicidad en Manhattan. Escritor tardío con una concepción literaria próxima aThomas Harris, Harlan Coben o Michael Connelly, logró con su primera novela, la intriga policiaca “Sé Lo Que Estás Pensando” (2010), un notable recibimiento comercial. El libro, convertido en best-seller internacional, presentaba al personaje Dave Gurney, un policía retirado de Nueva York que también fue eje central de sus novelas “No Abras Los Ojos” (2011) y "Deja En Paz Al Diablo" (2012). Su último trabajo publicado en español es "No Confíes En Peter Pan" (2013).

Reseña: Steelheart - Brandon Sanderson

Steelheart carátulaSinopsis:

Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova. De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos. El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.




Opinión:

Hay muchos momentos durante la vida en que cada persona ha deseado tener poderes extraordinarios, habilidades que sobrepasen las humanas y que permitan realizar proezas increíbles, un sueño que siempre ha estado en la mente de cada ser humano, de allí los dioses y sus poderes, luego los héroes de la epopeyas y en la actualidad los super humanos de la cultura pop, superhéroes en comics y películas, personajes poderosos en el manga y anime, un sin fin de iconos populares que reflejan nuestros deseos profundos de ser más que humanos simples y débiles.

Brandon Sanderson trae una propuesta interesante basada en super hombres que recuerdan a los X-Men, con una diferencia muy marcada, y es que las personas con poderes son malvadas, villanos dictadores que aprovechan sus habilidades para esclavizar a los humanos comunes y corrientes, además de algunos super hombres que pudieran ser menos poderosos. Aunque la premisa trae a colación una aventura en donde los villanos son los clásicos superhéroes de toda la vida, y que a priori pudiera parecer innovadora entre tanto personaje poderoso aliado de la esperanza y la justicia, no deja de ser una idea avejentada en el fondo, que trae a colación nuevamente el tema de divisiones sociales con opresores y oprimidos. Por un lado tenemos a los villanos, llamados «Épicos», personajes con una variedad de poderes como leer la mente, manejar las placas terrestres o dar poderes a humanos normales, por otro lado se encuentran las personas comunes que no tienen ningún poder y que se ven sometidos a los designios de los «Épicos», viviendo en la miseria y ocultándose lo mejor posible de los poderosos.

Ahora bien, la premisa sigue sonando a una distopía adolescente de las tantas que han poblado la la literatura juvenil actual, sin embargo, gratamente no lo es por lo menos en lo estructural, sí, es cierto que hay un gobierno tiránico que hace lo que le viene en gana, oprimidos que no parecen encontrar una salida a su situación y un grupo de héroes con la esperanza de cambiar las cosas, sí, hay todo eso; pero es de agradecer que no tenemos un protagonista que de la nada y con su propia fuerza de voluntad acabará con un gobierno infame mientras se encuentra en un drama de amoríos adolescentes, ni tampoco con simplonas ideas revolucionarias que enardecen el corazón juvenil en pro de la destrucción del sistema político.

Brandon Sanderson construye un trama fácil de hilar sin complicaciones pero muy entretenida. En un mundo donde ocurre un evento al que se le llamó Calamity de magnitudes mundiales que da poderes al azar a algunas personas por razones desconocidas y que nunca serán explicadas a lo largo de la historia,  David es el protagonista, un joven que lleva en sus recuerdos la pista clave para destruir al mayor de los Épicos, gobernante de Chicago Nova, Steelheart, un ser comparable con el Superman de los comics de DC, y mucho más parecido al villano dictador Superman de los videojuegos y comics «Injustice», sí, no es que sea una trama muy original después de todo, pero tendrá al lector interesado en la debilidad de Steelheart durante toda la novela, y es que Sanderson ha logrado crear esa pequeña incógnita que crece cada vez que se avanza en la historia, al principio parece que la debilidad del todo poderoso gobernante de Chicago Nova es predecible y que el lector ya se da por enterado al deducirlo, pero nada más alejado de la realidad, y es que el autor se da mañas para sorprender al final con la tan cacareada debilidad. 

David termina uniéndose a un grupo de rebeldes que asesinan Épicos llamados Reckoners, y aquí es donde la trama se vuelve interesante, y es que el protagonista no es el típico idealista que busca liberar a la sociedad del yugo del dictador, sino más bien un personaje movido por la venganza, cada paso que da en la confrontación contra Steelheart es empujado únicamente por las ganas de asesinar al dictador; también los Reckoners no son un grupo de imbéciles que se mueven por ideologías sino por la sola idea de matar la mayor cantidad de Épicos posible, saboteando el sistema. Es cierto que los personajes de la célula rebelde son estereotipados y llenos de clichés, el profesor sabio, la chica sexy interés sexual del protagonista o el musculoso conocedor de armas pero sensible en el interior; pero no menos es cierto que funcionan bien en la historia. Brandon Sanderson plasma la historia con una narrativa ligera que le da eficiencia a la novela, rápida y sin muchos tropiezos, con explicaciones sutiles de aquel mundo distópico que le van dando forma al contexto sin que se vea forzado, además que usa giros argumentales interesantes que aunque para el lector perspicaz serán predecibles, no dejan de darle un toque entretenido a la narración.


 Calificación: 3.5/5 


                                                                     
Biografía
Brandon Sanderson


Escritor americano, Brandon Sanderson es conocido por sus novelas dedicadas a la literatura fantástica, género en el que ha logrado convertirse en uno de los autores de mayor éxito en las primeras décadas del siglo XXI.



Sanderson estudió Escritura Creativa en la Universidad Brigham Young, perteneciente a la Iglesia Mormona, graduándose en 2005, el mismo año en el que publicó su primera novela, Elantris. Poco después llegaría El imperio final, primera parte de su trilogía más conocida, Hijos de la niebla, con la que ha logrado un gran éxito internacional.

En 2007, Sanderson fue elegido para continuar y dar final a la monumental obra de Robert Jordan, La rueda del tiempo, una de las series de fantasía de mayor éxito, y que quedó inconclusa tras la muerte del autor.

Sanderson también ha trabajado con el mundo de la industria de los videojuegos, escribiendo la serie de la Espada Infinita, basada en la historia y el concepto de un juego de rol del mismo nombre.

A lo largo de su carrera, Sanderson ha recibido numerosos galardones, como el John W. Campbell, el UPC, el Whitney, el Hugo o el World Fantasy Award.