Reseña: Noah - Sebastian Fitzek

2 comentarios

Sinopsis:
Él no recuerda su propio nombre. No sabe de dónde proviene. No logra recordar cómo llegó a Berlín y cuánto hace que vive en la calle. Los sin techo con los que vagabundea por la ciudad lo llaman Noah, porque lleva ese nombre tatuado en la palma de la mano. La búsqueda de sus orígenes se convierte en un desafío para Noah. Para él y para toda la humanidad, porque Noah es el elemento principal de una conspiración que pone en peligro la vida en el planeta y ya se ha cobrado diez mil víctimas.

Opinión:

Noah, el thriller de Sebastian Fitzek es una novela con un comienzo excitante, de velocidad trepidante que atrapará al lector muy facilmente en gran medida por sus capítulos cortos con cliffhanger  ingeniosos que harán querer leer el siguiente capítulo.

Sebastian Fitzek arma una historia interesante que nos presenta a un hombre con amnesia salvado de morir en las calles gélidas de Berlín por un vagabundo que se convertirá en su mano derecha a la hora de sobrevivir a una conspiración de talla mundial, en la cual se verán inmersos a medida que el protagonista va teniendo visiones de sus pasado, del cual sólo le queda un tatuaje en la palma de la mano que dice NOAH. 

Noah es una novela que atrapa desde su principio, con personajes definidos que se harán notar gracias a la forma en que el autor los plasma, personajes dispares que se ven poco a poco atrapados por un red peligrosa de conspiraciones en que las vidas son prescindibles. Para quien disfrute de las teoría conspiranóicas de internet, esta novela le encantará, pues en la trama se verá inmiscuido nada menos que el Club Bilderberg, que como sabrán es un foro que se lleva a cabo cada año al cual asisten las personas más influyentes del mundo, la reunión se realiza en un secretismo total, lo que ha dado cabida a miles de historias y teorías conspiranóides alrededor de lo que en el foro se decide, es más, uno de los personajes principales, llamado Oscar, es un completo conspiranóico que hará las veces de apoyo emocional del protagonista, sirviendo así de una especie de conocedor de los oscuros secretos del Club Bilderberg y de los alcances maquiavelicos que pueden tener. Noah también hace gala de una buena acción que es dada en las dosis correctas y en ninguna forma de manera gratuita, por lo que veremos al protagonista lanzar golpes y hacer uso de artes marciales pero con la justificación necesaria, y no sólo para rellenar situaciones. 

Sebastian Fitzek también se encarga de crear un villano con el que se puede simpatizar o no, pero que sin ninguna duda tiene argumentos para defender sus ideas retorcidas exponiendo las razones de su actuar que hará que el lector se encuentre con un dilema moral de proporciones monstruosas, con ideas que si bien puede que no hagan reflexionar mucho, por lo menos lograrán que el lector las tenga en cuenta.


Otro aspecto a recatar de Noah es la ventana que abre hacía la miseria en que se encuentran muchas personas en el mundo, de como sobrevivir un día en las ciudades se ha vuelto una cuestión de vida o muerte para una gran cantidad de población, expone cuestinoamientos morales sobre el problema de la superpoblación mundial y cuál es la mejor forma de superarla en un mundo que pierde sus recursos rápidamente.

Bueno, todo sería color de rosa con Noah, siendo un thriller que hará pasar buenos ratos al lector, sin embargo, cada vez que se descubre la trama detrás del misterioso personaje que lleva tatuado en su mano la palabra NOAH, la historia comienza a tornarse un poco conocida y algo truculenta.

¡ALERTA DE SPOILER!


El lector aventajado en la lectura de thrillers ya por estas épocas se habrá leído «Inferno» de Dan Brown por lo que la trama de Noah se le hará parecida, con un villano queriendo deshacerse de una cantidad considerable de la población mundial para controlar una posible extinción de la humanidad.

Noah es una novela que empieza bien y atrapa facilmente, pero que se ve opacada con un argumento ya visto y con un declive sustancial al final, y es que Sebastian Fizek no ha podido crear un clímax satisfactorio sino que ha dejado un final que va sin remedio en picada.


 Calificación: 3.5/5 

                                                                      


Sebastian Fitzek

Sebastian Fitzek (Berlín, 1971) es un escritor y periodista alemán, dedicado a la novela de intriga y suspense y autor de gran éxito internacional. 
Estudió Derecho y recibió su doctorado en Derecho de Autor. Trabajó como editor y director de programas en varias estaciones de radio en Alemania. 
Su primera novela, el thriller psicológico Terapia, alcanzó en seguida el número uno en ventas de libros y fue nominada al premio Friedrich-Glauser en la categoría de mejor novela debutante, siendo aclamada por la crítica y los lectores por igual. 
Sus dos novelas posteriores, Amokspiel y Das Kind, lo consagraron como el maestro alemán del thriller psicológico. 
Sebastian Fitzek es también uno de los pocos autores alemanes cuyas obras, traducidas a más de veinte idiomas, se han publicado en Estados Unidos y en Inglaterra, países de la novela de suspense por excelencia. 
Hasta hoy vive en su ciudad natal y trabaja como director del programa de la estación de radio de Berlín 104.6 RTL.

2 comentarios :

  1. Al inicio de tu reseña la historia pintaba bien pero conforme fui leyendo me resultó un tanto familiar la trama, como bien lo mencionas al final.
    Qué desilución que no se sacara provecho de la historia y terminara de tal forma =/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Morita, fue decepcionante que una buena historia finalizara de tal forma.

      Eliminar